viernes, 30 de abril de 2010

LA FLECHA DEL TIEMPO



El prestigioso fotógrafo Argentino Diego Goldberg, nacido en 1946, ha cumplido junto a su familia con un ritual privado:
“Cada 17 de junio, desde 1976, nos fotografiamos para detener, por un momento evanescente, la flecha del tiempo que por allí pasa”.
Primero fueron ellos dos: él y su mujer Susy. Dos años después llegó Nicolás, luego Matías, y por último Sebastián. Y Diego le ha puesto nombre a este proyecto: La flecha del tiempo.
Diego.01
Diego.02
Diego.03
Diego.04
Diego.05
Diego.06
Diego.07
Diego.08
31 años de la historia de una familia, en los que además del estupendo trabajo fotográfico, se añade un título como un proyecto de vida: la flecha del tiempo. Una imagen que muestra perfectamente la dirección temporal desde el pasado hacia el futuro. Dice Diego en este vídeo que lo que ha hecho con su cámara es detener y fijar cómo éramos en ese particular momento de nuestra existencia:










La flecha de la que habla Diego, nos supone subidos y desplazándonos por el tiempo. Hemos sido "disparados" y vivimos puestos en movimiento entre un punto de partida, y un punto de llegada. Un camino, una peregrinación, un viaje, son otras formas de expresar la misma idea. Pero la flecha añade a ese dinamismo dos factores determinantes sin los cuales no se puede entender el viaje de la propia flecha. Condición de posibilidad que dicen los filósofos: para que una flecha se desplace, detrás hay un Arquero, y delante un objetivo, que aunque no sea el adecuado será siempre el objetivo de la flecha, el fin de su viaje.
Y es que hay quien vive la vida distraídamente, hay quien viaja inconscientemente, hay muchos que van subidos en la flecha de su historia, desplazándose inexorablemente, sin jamás preguntarse de dónde han salido ni hacia donde van.
El que como Diego Goldberg considera su vida como una flecha, le está suponiendo una intencionalidad, una dirección, un sentido. El sentido de la vida. Y dado que el final de la misma es claro y universal, al sentido de la vida hay que añadir el sentido de la muerte. Solo hay dos posibles respuestas: o la nada, o la supervivencia personal más allá de este mundo. En el primer caso, la vida toda no es más que un caminar hacia la aniquilación final, y el presente un espejismo, una ilusión o una alienación irremediable.
Pero hay otro opción: el que considera que le han puesto en camino, y al fantasma de la muerte, de su propia muerte personal, le ha clavado la estaca vencedora de la esperanza.
Recuerdo de mis tiempos de estudiante de latín el sentido de procendencia que supone el “ex” del “ex-sistere”, del existir. Y si se procede de un sitio es que se va con toda seguridad hacia otro. Y es que estoy seguro que mucha gente podría ser mucho más feliz, si viviera la vida como la que propone Diego Goldberg, subido en una flecha con el corazón seguro de acertar en la esperanza.
Rubén Iglesias

lunes, 19 de abril de 2010

PRINCIPIO DEL VACÍO: LA CIUDAD DE LOS POZOS



http://2.bp.blogspot.com/_uswchEf49z4/SvMXuvS2D_I/AAAAAAAAA1M/kR3utyRBSm0/s400/pozo2.jpg

La ciudad estaba habitada por pozos; se diferenciaban entre sí, no sólo por el lugar donde estaban excavados sino también por el brocal. Había pozos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra.

La comunicación entre los habitantes de la ciudad sólo era de brocal a brocal.

Con la idea de tener lo mejor, los pozos empezaron a llenarse de cosas. Algunos se llenaban de joyas, monedas de oro y piedras preciosas. Otros más prácticos, se llenaron de electrodomésticos y aparatos mecánicos. Algunos más optaron por el arte, y fueron llenándose de pinturas, pianos, y sofisticadas esculturas. Finalmente los intelectuales se llenaron de libros, de manifiestos ideológicos y de revistas especializadas.

Un pozo, pequeño y alejado del centro de la ciudad se le ocurrió aumentar su capacidad creciendo hacia lo profundo. Hacerse más hondo. Se dio cuenta de si quería ser más profundo debía vaciarse de todo contenido... Al principio tuvo miedo al vacío, pero cuando vio que no tenía otra posibilidad, lo hizo. Vacío de posesiones el pozo empezó a sentirse más profundo, mientras los demás se apoderaban de las cosas de las que él se había deshecho...

Un día el pozo que crecía hacia adentro tuvo una sorpresa: Adentro, muy adentro, y muy en el fondo, ¡encontró agua! Nunca antes otro pozo había encontrado agua... El pozo superó la sorpresa y empezó a humedecer las paredes, a salpicar los bordes y por último la sacó hacia afuera.

La ciudad nunca había sido regada más que por la lluvia, que de hecho era bastante escasa, así que la tierra de alrededor del pozo, revitalizada, empezó a despertar. La vida explotó en colores alrededor del alejado pozo al que empezaron a llamar “El Vergel”. Todos le preguntaban cómo había conseguido el milagro.

Ningún milagro, contestaba, hay que buscar en el interior, hacia lo profundo...

Muchos quisieron seguir su ejemplo, pero desecharon la idea cuando se dieron cuenta de que para ir más profundo debían vaciarse.

En la otra punta de la ciudad, otro pozo decidió correr también el riesgo del vacío...Y empezó a profundizar... Y también llegó al agua... Y también salpicó hacia fuera creando un segundo oasis verde en el pueblo...

¿Qué harás cuando se termine el agua?, le preguntaban. No sé lo que pasará, contestaba, pero por ahora cuanto más agua saco, más agua hay.

Pasaron unos cuantos meses antes del gran descubrimiento. Un día, casi por casualidad los dos pozos se dieron cuenta de que el agua que habían encontrado en el fondo de sí mismos era la misma... Que el mismo río subterráneo que pasaba por uno inundaba la profundidad del otro. Se abrió para ellos una nueva vida. No sólo podían comunicarse de brocal a brocal, superficialmente, sino que la búsqueda les había deparado un nuevo y secreto punto de contacto: La comunicación profunda que sólo consiguen entre sí, aquellos que tienen el coraje de vaciarse de contenidos y buscar en lo profundo de su ser lo que tienen para dar...

En el desierto, en cualquier lugar, también dentro de ti, se esconde un pozo de agua.

* ¿Qué encuentras en el pozo de tu vida?

* ¿Qué agua mana?

* ¿Dónde llenas tu pozo?

* ¿Quién viene a beber a tu fuente?

domingo, 18 de abril de 2010

HEROÍSMO SILENCIOSO

http://farm4.static.flickr.com/3187/2897393018_db483a87f3.jpg

Recemos por los sacerdotes en este Año Sacerdotal,¡ y siempre!.


"En la periferia de una gran ciudad, perdida entre casas pobres, hay una Parroquia dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, donde hace meses llegó un nuevo Sacerdote de edad media, de tez morena, mirada profunda y una sonrisa genial (que reserva para los mejores momentos); más su apariencia recia da la impresión de pocos amigos, y su humildad lo hace poco atractivo.


El terreno de la comunidad es árido por las realidades de pandillerismo y pobreza, pero sobre todo por la indiferencia religiosa y la dicotomía de vida; además, pastoralmente le ha tocado suceder a un Párroco del todo carismático, emprendedor, líder, con dones innumerables y de muchas relaciones. Pues bien, sucede que este humilde Párroco, en su sencillez ,tiene una palabra profética para hablar de las realidades que hieren su comunidad y de la exigencia del cristiano de hoy, habla con tal autoridad, con una mística y profundidad que, provoca el rechazo de no pocos, el lo siente, lo sufre, lo sabe y sin embargo sereno y firme sigue promoviendo, exhortando, animando y exigiendo.

Al contemplarlo yo me preguntaba de dónde le viene esa autoridad, esa profundidad en sus palabras que nos interpelan, que nos incomodan, y a la vez nos despiertan del letargo y nos impulsan al deseo de radicalidad y entrega. Y en el trato con él, fui descubriendo la calidad de persona que es, en el sacramento de la reconciliación encontré la nobleza, la mística de un corazón misericordioso, que en Cristo comunica el amor del Padre; en el centro de su vida la intimidad con Dios, a deshoras de la madrugada se levanta a orar -sin duda movido por el Espíritu Santo-, y su día libre se apunta de voluntario en una sociedad de Sacerdotes, para atender los casos de confesiones por las noches para enfermos graves.

Así en esta sencillez de vida sin actos que pudieran llamarse brillantes, él vive un heroísmo secreto que un día palpé con más claridad: Sucede, que nos visitó la imagen de la Virgen y había mucho movimiento en la Parroquia, además él en su gran celo pastoral, dedica casi diariamente un tiempo para la Reconciliación, así que como Párroco tenía muchas ocupaciones; por lo cual olvidó traer consigo el estipendio para los Frailes que custodian la Virgen y ya tenían que partir, estaba tan ocupado que sin ver otra salida me pidió que fuera a su recámara (lugar donde nunca permitía entrar a nadie), pero necesitaba que fuera a traerle un sobre con el estipendió que dejó sobre su escritorio personal. ¡"OH Dios"!, yo sabía lo que eso representaba para él... por fin entre a aquel pequeño cuarto, donde descubrí que no había una cama, solo un sleeping bag(saco de dormir) tendido en el suelo.

Eso me faltaba conocer, sí: su vida de sacrificio, con qué razón invitaba con tanta entereza a la ascesis, no utilizaba ni colchón ni almohada, solo una cobija, era su ascesis y vida de oración la que le daban fuego a sus palabrs, eran sus largas horas de oración las que le daban la acogida misericordiosa, y era su coherencia y ofrenda de vida la que le daban autoridad para exigir rectitud y esfuerzo en el seguimiento de Cristo.
A esto llamo yo, un heroísmo silencioso.
"


Ganadora del concurso:
“Cuéntanos una anécdota de un sacerdote"
Autora: Cristina del Pilar López Virgen | Fuente: Catholic.net

jueves, 15 de abril de 2010

DIRECTRICES DIABOLICAS PARA DESTRUIR A LA SANTA IGLESIA‏





http://web.educastur.princast.es/proyectos/grupotecne/archivos/investiga/123esccom5.gif


Extraído del libro de lengua inglesa “LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN" – The abomination of the desolation – las diabólicas directrices preparadas por las “Sociedades Secretas”: Masonería, y demás enemigos de CRISTO y de SU IGLESIA, cuyo objetivo es preparar la EDAD DE ORO del reino del Anticristo. Acciones que iniciaron su último asalto en marzo de 1962.Totalmente TERRORÍFICO...

LAS DIRECTRICES SON LAS SIGUIENTES:

  1. Quiten a San Miguel - de una vez por todas - de todas las oraciones de la Iglesia, ya sean dentro o fuera de la Misa. Quitad todas sus imágenes. Dad por razón que denigra, es decir, menoscaba la figura de Cristo.

  1. Terminen con la práctica de la Penitencia Cuaresmal. Eviten todos los actos de privación, como la abstinencia de los viernes y el ayuno, sustituyéndolos por actos de amor al prójimo. Decid que la razón está en que Cristo ya ganó el Cielo para ”todos"... y que los esfuerzos humanos ya no cuentan para nada. HACED que asistan representantes protestantes a las reuniones de tipo ecuménico y haced que se revisen los actos de la Misa para desacralizarla.

  1. DISEMINEN DUDAS SOBRE LA EUCARISTÍA E INSISTAN en que la práctica protestante es más tradicional por que se trata de un “pan simbólico” y no de la PRESENCIA VERDADERA DE CRISTO EN LA EUCARISTÍA.

  1. CRITIQUEN E IMPIDAN el uso del latín en las Misas, devociones y cantos. Esta lengua presta un sentimiento de misterio y respeto, que hay de evitar. Dad como razón que los sacerdotes, al rezar en latín se sienten superiores a los fieles. Y esto es una majadería. La gente dejará de pensar que los sacerdotes son iguales a todos, y ya no los mirará con respeto.

  1. INSISTAN a las mujeres a que entren en el Templo con la cabeza descubierta (sin velos ni mantillas), pues el cabello, en la mujer es muy sexy e irán perdiendo el respeto a DIOS. Argumenten que este gesto forma parte de la liberación de la mujer pues es un derecho amparado en las Constituciones y que lucen más durante los actos religiosos.

  1. IMPIDAN a los comulgantes que se arrodillen para recibir la Comunión. Insinúen a las monjas, a que no obliguen a los niños a juntar las manos al ir y volver de comulgar Díganles que Dios los ama como son y los quiere naturales.

  1. EVITEN LA MÚSICA DE ÓRGANO, que impulsa al recogimiento. Substitúyanla por guitarras y otros instrumentos: arpas, flautas, tambores etc. Sugieran que los cantos se pueden acompasar con pies y manos. Esto permite distracciones, impide la oración recogida o devota y los acerca a las reuniones protestantes. Los niños, estando distraídos no escuchan la llamada de la vocación.

  1. SUBSTITUYAN LOS CANTOS A LA MADRE DE DIOS Y A SAN JOSÉ. Digan que tienen sabor a idolatría, para que se parezcan a los de origen protestante. Esto impulsará a la Iglesia poco a poco, a que vaya admitiendo al protestantismo como UNA RELIGIÓN VERDADERA, igual a la Católica.

  1. SUBSTITUYAN TODOS LOS CANTOS QUE MENCIONEN A JESÚS, en especial los que recuerda la gente mayor y que le traen a la memoria una niñez llena de paz. INTRODUZCAN nuevos cantos con ritmo movido para acabar con el respeto en la Iglesia. La plebe no lo notará

  1. ASEGÚRENSE DE QUE EN CADA MISA HAYA un canto, por lo menos, y que no mencione para nada a Jesús, sino el amor a los hermanos. Los jóvenes se sentirán entusiasmados al oír hablar de amor.

  1. RETIREN las reliquias de los Santos de los altares. De ser posible supriman también los altares. SUBSTITÚYANLOS por mesas comunes. OPÓNGANSE a la norma de que la Misa sólo puede celebrarse sobre altares que contengan reliquias de santos.

  1. IMPIDAN la práctica de que celebren la Misa en los altares que tengan Tabernáculo. Vigilen que en las mesas empleadas para la Misa no haya ningún Tabernáculo. Las mesas han de ser vulgares, como para comer. Mejor si son portátiles, así se podrían usar para otras cosas: tertulias, juegos de mesa, etc. De esta manera perderán el sentido de sagradas. Junto a estas mesas no debe faltar una silla. Sugieran que el sacerdote se siente después de la Comunión. Así dará a entender que está reposando su comida. EVITEN que el sacerdote se arrodille durante la celebración y que haga genuflexiones. Así la gente tampoco se arrodillará en los momentos de mayor devoción.

  1. RETIREN poco a poco, los Santos del calendario de la Iglesia. INSISTAN ante los sacerdotes, que es mejor hablar del Evangelio que de los Santos, a menos que salgan en el Evangelio. Esto es una obra de caridad para los hermanos protestantes, que podrían estar en la Iglesia, y que se sentirían ofendidos oyendo comentarios sobre los Santos. LOGREN QUE SE OMITA, cuando se proclame el Evangelio, el nombre de "santo” al lado del evangelista. Se dirá simplemente: Evangelio según Juan. Esto significará que no son santos y que la gente no debe tenerlos por tales, ni recordarlos ni honorarlos. Para ello SIGAN MODIFICANDO Y REEDITANDO BIBLIAS HASTA QUE SEAN IDÉNTICAS A LAS BIBLIAS PROTESTANTES.

  1. RETIREN Y DESTRUYAN todos los libros de oración personal y los devocionarios. Esto impedirá las oraciones y novenas al Sagrado Corazón, a la Santísima Virgen, a San José y a los Santos, y evitará la preparación antes de la Comunión. Esto reducirá efectivamente la acción de gracias después de la Comunión, que se quedará en ficción nada más. INSISTAN EN RETIRAR Y RETIREN todas las imágenes. ¿Por qué tener imágenes de seres que son un mito o leyenda y ofenden a las demás religiones cristianas?

  1. IMPULSEN LA CREENCIA de que no existe un demonio real. DIGAN que es la manera de representar el mal (en la Biblia). AÑADAN que en todos los cuentos siempre aparece la figura del malo. Por lo que se refiere al infierno, insistan en que no existe. Es simplemente un estar lejos de Dios. Y no hay nada de malo en esto. LUCHEN para que la Orden de los exorcistas (que expulsan los demonios) desaparezca de la Iglesia.

  1. INFUNDAN que Jesús fue simplemente un ser humano, que tenía hermanos y hermanas. Que le gustaba andar en compañía de prostitutas, en especial de María Magdalena. Que no usaba iglesias para predicar. Hablaba abiertamente en la calle y en el campo.

  1. LOGREN QUE LAS MONJAS abandonen su vocación apelando a su vanidad, encanto y belleza. SI CONSIGEN que cambien sus “hábitos”, automáticamente dejarán sus Rosarios. HAGAN VER a la gente que en los conventos viven las amargadas por que no les queda de otra. Esto hará que las vocaciones vayan desapareciendo.

  1. ELIMINEN Y QUEMEN todos los Catecismos. INSINÚEN a los catequistas y maestros de religión, que enseñen cómo Dios amaba a la gente. Díganles que es signo de madurez amar abiertamente. HAGAN que la palabra SEXO suene frecuentemente en las clases de religión. HAGAN DEL SEXO UNA NUEVA RELIGIÓN.

  1. CIERREN TODOS LOS COLEGIOS CATÓLICOS. HAGAN que se reduzca el número de monjas. CONVENZAN que las monjas son simples trabajadoras sociales "mal pagadas" y que la Iglesia se enriquece a costa de su trabajo y las explota.

  1. DESTRUYAN al Papa destruyendo su “imperio” en las Universidades. Retiren la doctrina del Papa de todas las universidades. CAMBIEN los nombres de instituciones por nombres profanos. DIGAN que esto es más ecuménico y moderno.

  1. ATAQUEN la autoridad del Papa imponiendo una autoridad límite a su mandato. Luego redúzcanla gradualmente, argumentando que es para evitar que trabaje tanto a una edad avanzada.

  1. SEAN ATREVIDOS. DEBILITEN la autoridad del Papa proponiendo Sínodos regionales de Obispos. Así, la figura del Papa irá quedando reducida a una mera figura simbólica. Luego debiliten la autoridad de los Obispos estableciendo reuniones de sacerdotes especializados, aduciendo que esto no es más que reconocer el mérito que tienen algunos sacerdotes. Después debiliten la autoridad de los sacerdotes promoviendo grupos de laicos que manipulen la Comunión y que se opongan a los sacerdotes. Estos enfrentamientos producirán tanto odio, que hasta los mismos Cardenales dejarán la Iglesia. Insistan y difundan que la Iglesia sea democrática. Alaben la nueva colegialidad.

  1. ATAQUEN las vocaciones sacerdotales. Hagan que se pierda el respeto de los laicos por los sacerdotes. Cualquier escándalo de un sacerdote, difúndanlo por los medios de comunicación, hará perder muchas vocaciones y la fe a muchos fieles. ALABEN a los sacerdotes que dejan el sacerdocio, llamándolos heroicos. Honren como a verdaderos mártires a quienes dejan la sotana; ya que vivían tan oprimidos que no han aguantado más. Hagan que se casen y presionen para que esto sea apoyado por los fieles.

  1. INSISTAN en cerrar las iglesias, que no pueden ser atendidas por falta de sacerdotes. Digan que esto es para evitar los gastos inútiles y superfluos.

  1. DIFUNDAN QUE DIOS escucha las oraciones en cualquier parte que se hagan. Por otra parte, el mantenimiento de los templos es un gasto inútil que sostienen los fieles.
  2. FORMEN comisiones de laicos y sacerdotes de poca fe, para que desaprueben de inmediato las nuevas apariciones de la Virgen y cualquier milagro. Asegúrense de atacar y desautorizar a quienes reciben los mensajes del Cielo y los siguen. Y si los difunden, exhíbanlos como desobedientes a la autoridad y háganles creer que están excomulgados.

  1. DESBANDEN LA CURIA. Influyan, cada vez que haya nuevos nombramientos, para que sean nuestros colaboradores y simpatizantes quienes ocupen los cargos importantes apoyados por nuestras fuerzas de adentro, para que se vayan encumbrando dentro de la Iglesia en puestos cada vez más importantes.

  1. PROMUEVAN la elección de un ANTI-PAPA cuando las circunstancias lo permitan, alegando que atraerá a la Iglesia, a los protestantes y luego a los judíos. Para que salga elegido, hay que dar el voto a los Obispos. Así resultarán elegidos varios papas y, para resolver la situación, se impondrá un Papa de compromiso, que será el Anti-Papa. Habrá consenso para evitar, democráticamente, una división de poder.

  1. ELIMINEN LA CONFESIÓN como requisito para QUE COMULGUEN los niños de segundo y tercer grados (o parecidos). Así, cuando éstos crezcan, no querrán saber nada de la Confesión y esta desaparecerá gradualmente.

  1. FOMENTEN LA ABSOLUCIÓN GENERAL entre la comunidad para que todos comulguen sin confesarse y cometan incontables sacrilegios.

  1. INSISTAN EN QUE LOS LAICOS DEN LA COMUNIÓN. Digan que ésta es la era de los laicos. INSISTAN en dar la Comunión en la mano, como lo hacen los protestantes, y no en la boca, porque también el Señor lo hizo así. Observen a los entusiastas por estas renovaciones y PESQUEN algunos para las misas negras. Traten de cambiar la hostia tradicional y la comunión individual por cestas con galletas. Los asistentes las tomarían al salir del lugar de la misa y procuren llamarla asamblea.

  1. INSTALEN MÁQUINAS para suministrar la Comunión. Llámenlas tabernáculos. La idea será bien acogida en su momento.

  1. UNA VEZ REINANDO EL ANTI-PAPA, desbanden los Sínodos de Obispos, las uniones de sacerdotes y los Grupos Consejeros de Laicos. PROHÍBAN a toda persona religiosa, que se comprometa y hable de política sin permiso. Por razón les diréis que Dios ama la humildad y odia a los que buscan su propia gloria.

  1. APOYEN el supremo poder del Papa para elegir su legítimo sucesor. A todos los verdaderamente amantes de Dios, IMPÓNGANLES LA MARCA DE LA BESTIA bajo pena de ser excomulgados.

  1. DECLAREN FALSOS todos los anteriores Dogmas de la Iglesia, con excepción del Dogma de la Infalibilidad del Papa. Para salir al paso de esta modificación, digan que Jesucristo fue un revolucionario sin éxito Y QUE EL VERDADERO CRISTO VENDRÁ PRONTO:

  1. COMPROMETAN a todos los adictos al Nuevo Papa, a que peleen en las Santas Cruzadas, a fin de difundir la Religión Única del Mundo. Hay que conquistar el mundo, SIN PIEDAD. Solamente esta lucha dará a la humanidad lo que siempre ha anhelado: La Edad de Oro de la Paz Duradera BAJO UN SOLO PASTOR, NUESTRO ÚNICO JEFE.

NOTA DE LA SECRETARIA GENERAL DE LOS D.A.U.T.

Queridos hermanos Católicos: como veis, y después de haber leído y meditado LA ESENCIA DE ESTAS DIABÓLICAS CONSIGNAS DE SATANÁS y sus seguidores para destruir la Iglesia Católica y preparar el camino al ANTI-PAPA y al ANTI-CRISTO, son de una sutileza extremadamente refinada en la que podréis observar QUE VAN CONSIGUIENDO LO QUE SE PROPUSIERON en cada uno de los puntos.

Si los VERDADEROS CATÓLICOS SEGUIMOS CRUZADOS DE BRAZOS y nos ponemos una mordaza, conseguirán el éxito en todos. Por lo tanto, y en nuestra defensa, luchando con Jesús y María por la Tradición, la Verdad, el Dogma, y la Doctrina y Magisterio de nuestra Santa Madre la Iglesia Católica, llegará el triunfo final. No olvidemos las palabras de la Santísima Virgen María:

“AL FINAL MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ".

Toledo, mayo del 2001 Discípulos de los Apóstoles d



TODO ES GRACIA..
ABSOLUTAMENTE TODO
ES GRACIA!!!

domingo, 11 de abril de 2010

HOY: FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA : INDULGENCIA PLENARIA



La Fiesta de la Divina Misericordia tiene como fin principal hacer llegar a los corazones de cada persona el siguiente mensaje: Dios es Misericordioso y nos ama a todos ... "y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia" (Diario, 723). En este mensaje, que Nuestro Señor nos ha hecho llegar por medio de Santa Faustina Kowalska, se nos pide que tengamos plena confianza en la Misericordia de Dios, y que seamos siempre misericordiosos con el prójimo a través de nuestras palabras, acciones y oraciones... "porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil" (Diario, 742).

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el 23 de mayo del 2000 un decreto en el que se establece, por indicación de Juan Pablo II, la fiesta de la Divina Misericordia, que tendrá lugar el segundo domingo de Pascua. La denominación oficial de este día litúrgico será «segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia».
Fuente: Aciprensa

Decreto de la Penitenciaría Apostólica por el que se enriquecen con indulgencias actos de culto realizados en honor de la Misericordia divina. (Texto publicado en el sitio web de la Santa Sede www.vatican.va )

"Tu misericordia, oh Dios, no tiene límites, y es infinito el tesoro de tu bondad..." (Oración después del himno "Te Deum") y "Oh Dios, que manifiestas especialmente tu poder con el perdón y la misericordia..." (Oración colecta del domingo XXVI del tiempo ordinario), canta humilde y fielmente la santa Madre Iglesia.

En efecto, la inmensa condescendencia de Dios, tanto hacia el género humano en su conjunto como hacia cada una de las personas, resplandece de modo especial cuando el mismo Dios todopoderoso perdona los pecados y los defectos morales, y readmite paternalmente a los culpables a su amistad, que merecidamente habían perdido.

Así, los fieles son impulsados a conmemorar con íntimo afecto del alma los misterios del perdón divino y a celebrarlos con fervor, y comprenden claramente la suma conveniencia, más aún, el deber que el pueblo de Dios tiene de alabar, con formas particulares de oración, la Misericordia divina, obteniendo al mismo tiempo, después de realizar con espíritu de gratitud las obras exigidas y de cumplir las debidas condiciones, los beneficios espirituales derivados del tesoro de la Iglesia. "El misterio pascual es el culmen de esta revelación y actuación de la misericordia, que es capaz de justificar al hombre, de restablecer la justicia en el sentido del orden salvífico querido por Dios desde el principio para el hombre y, mediante el hombre, en el mundo" (Dives in misericordia, 7).

La Misericordia divina realmente sabe perdonar incluso los pecados más graves, pero al hacerlo impulsa a los fieles a sentir un dolor sobrenatural, no meramente psicológico, de sus propios pecados, de forma que, siempre con la ayuda de la gracia divina, hagan un firme propósito de no volver a pecar. Esas disposiciones del alma consiguen efectivamente el perdón de los pecados mortales cuando el fiel recibe con fruto el sacramento de la penitencia o se arrepiente de los mismos mediante un acto de caridad perfecta y de dolor perfecto, con el propósito de acudir cuanto antes al mismo sacramento de la penitencia. En efecto, nuestro Señor Jesucristo, en la parábola del hijo pródigo, nos enseña que el pecador debe confesar su miseria ante Dios, diciendo: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de llamarme hijo tuyo" (Lc 15, 18-19), percibiendo que ello es obra de Dios: "Estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado" (Lc 15, 32).

Por eso, con próvida solicitud pastoral, el Sumo Pontífice Juan Pablo II, para imprimir en el alma de los fieles e"Domingo de la Misericordia divina" estos preceptos y enseñanzas de la fe cristiana, impulsado por la dulce consideración del Padre de las misericordias, ha querido que el segundo domingo de Pascua , HOY, se dedique a recordar con especial devoción estos dones de la gracia, atribuyendo a ese domingo la denominación de DOMINGO DE LA MISERICORDIA (cf. Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, decreto Misericors et miserator, 5 de mayo de 2000).

El evangelio del segundo domingo de Pascua narra las maravillas realizadas por nuestro Señor Jesucristo el día mismo de la Resurrección en la primera aparición pública:

"Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: "La paz con vosotros". Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: "La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío". Dicho esto, sopló so indulgencia plenaria, bre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos"" (Jn 20, 19-23).

Para hacer que los fieles vivan con intensa piedad esta celebración, el mismo Sumo Pontífice ha establecido que el citado domingo se enriquezca con la indulgencia plenaria,como se indicará más abajo, para que los fieles reciban con más abundancia el don de la consolación del Espíritu Santo, y cultiven así una creciente caridad hacia Dios y hacia el prójimo, y, una vez obtenido de Dios el perdón de sus pecados, ellos a su vez perdonen generosamente a sus hermanos.

De esta forma, los fieles vivirán con más perfección el espíritu del Evangelio, acogiendo en sí la renovación ilustrada e introducida por el concilio ecuménico Vaticano II: "Los cristianos, recordando la palabra del Señor "En esto conocerán que sois mis discípulos, si os amáis unos a otros" (Jn 13, 35), nada pueden desear más ardientemente que servir cada vez más generosa y eficazmente a los hombres del mundo actual. (...) Quiere el Padre que en todos los hombres reconozcamos y amemos eficazmente a Cristo, nuestro hermano, tanto de palabra como de obra" (Gaudium et spes, 93).

Por eso, el Sumo Pontífice, animado por un ardiente deseo de fomentar al máximo en el pueblo cristiano estos sentimientos de piedad hacia la Misericordia divina, por los abundantísimos frutos espirituales que de ello pueden esperarse, en la audiencia concedida el día 13 de junio de 2002 a los infrascritos responsables de la Penitenciaría apostólica, se ha dignado otorgar indulgencias en los términos siguientes:

Se concede la indulgencia plenaria, con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice) al fiel que, en el domingo segundo de Pascua, llamado de la Misericordia divina, en cualquier iglesia u oratorio, con espíritu totalmente alejado del afecto a todo pecado, incluso venial, participe en actos de piedad realizados en honor de la Misericordia divina, o al menos rece, en presencia del santísimo sacramento de la Eucaristía, públicamente expuesto o conservado en el Sagrario, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso (por ejemplo, "Jesús misericordioso, confío en ti").

Se concede la indulgencia parcial al fiel que, al menos con corazón contrito, eleve al Señor Jesús misericordioso una de las invocaciones piadosas legítimamente aprobadas.

Además, los navegantes, que cumplen su deber en la inmensa extensión del mar; los innumerables hermanos a quienes los desastres de la guerra, las vicisitudes políticas, la inclemencia de los lugares y otras causas parecidas han alejado de su patria; los enfermos y quienes les asisten, y todos los que por justa causa no pueden abandonar su casa o desempeñan una actividad impostergable en beneficio de la comunidad, podrán conseguir la indulgencia plenaria en el domingo de la Misericordia divina si con total rechazo de cualquier pecado, como se ha dicho antes, y con la intención de cumplir, en cuanto sea posible, las tres condiciones habituales, rezan, frente a una piadosa imagen de nuestro Señor Jesús misericordioso, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso (por ejemplo, "Jesús misericordioso, confío en ti").

Si ni siquiera eso se pudiera hacer, en ese mismo día podrán obtener la indulgencia plenaria los que se unan con la intención a los que realizan del modo ordinario la obra prescrita para la indulgencia y ofrecen a Dios misericordioso una oración y a la vez los sufrimientos de su enfermedad y las molestias de su vida, teniendo también ellos el propósito de cumplir, en cuanto les sea posible, las tres condiciones prescritas para lucrar la indulgencia plenaria.

Los sacerdotes que desempeñan el ministerio pastoral, sobre todo los párrocos, informen oportunamente a sus fieles acerca de esta saludable disposición de la Iglesia, préstense con espíritu pronto y generoso a escuchar sus confesiones, y en el domingo de la Misericordia divina, después de la celebración de la santa misa o de las vísperas, o durante un acto de piedad en honor de la Misericordia divina, dirijan, con la dignidad propia del rito, el rezo de las oraciones antes indicadas; por último, dado que son "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia" (Mt 5, 7), al impartir la catequesis impulsen a los fieles a hacer con la mayor frecuencia posible obras de caridad o de misericordia, siguiendo el ejemplo y el mandato de Jesucristo, como se indica en la segunda concesión general del "Enchiridion Indulgentiarum".

Este decreto tiene vigor perpetuo. No obstante cualquier disposición contraria.

Dado en Roma, en la sede de la Penitenciaría apostólica, el 29 de junio de 2002, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles.

Luigi DE MAGISTRIS
Arzobispo titular de Nova
Pro-penitenciario mayor


Gianfranco GIROTTI, o.f.m. conv.
Regente

http://www.vatican.va/roman_curia/tribunals/apost_penit/documents/rc_trib_appen_doc_20020629_decree-ii_sp.html

miércoles, 7 de abril de 2010

ÚLTIMA ENTREVISTA A SOR LUCÍA , VIDENTE DE FÁTIMA



La última entrevista de sor Lucía (Artículo no firmado de la Revista Época de España)

Los cardenales Padiyara (India) y Vidal (Filipinas) lograron hace seis años entrevistar, por primera vez, a sor Lucía (1907-2005), rompiendo así un mutismo de muchos años. El texto de aquella conversación con la última vidente de Fátima apareció publicado en la revista mensual portuguesa Christus. Éstas son algunas de las preguntas de los cardenales y de las respuestas de la religiosa. La pastorcita de Fátima habla de la Virgen, a la que llamaba "Blanca señora", que se les apareció a sus primos, Francisco y Jacinta, en seis ocasiones entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. En aquellos encuentros, la Virgen les hizo una serie de revelaciones y les recomendó que rezaran el Rosario. También les habló de las amenazas que acechan al hombre contemporáneo -desde el comunismo al materialismo-. O de la existencia del infierno.

-La pregunta sobre esta verdad teológica surge de forma inevitable.

"El infierno es una realidad" - afirma sor Lucía.

-¿En que consiste?

"No es un fuego físico, sino sobrenatural. No es comparable al fuego que arde, de madera o de carbón."

-¿Dios condena al infierno?

"No, no condena a nadie al infierno. Porque Dios concedió a los hombres la libertad de escoger, y Dios respeta esa libertad humana."

También habla sor Lucía de la figura del diablo, que sigue actuando, amparado en el silencio que el mismo fomenta.

-¿Cuál es la principal arma del demonio?

"El ateísmo es el mayor instrumento utilizado por el diablo en nuestros días, porque es un grave pecado contra Dios, que niega su propia existencia." La última vidente de Fátima llega a decir que el ateísmo da paso "a la práctica de toda una variedad de actos diabólicos como el aborto".

En la entrevista, sor Lucía alude a la conversión de Rusia, el segundo secreto de Fátima.

"Cuando la Santísima Virgen nos pidió a mis primos y a mí rezar por esta intención, yo no sabía lo que era Rusia. Nosotros pensábamos que era una mujer muy mala."

Con el paso del tiempo, sor Lucía llegaría a conocer en toda su crudeza la dramática historia de este pueblo. Ella misma ha sobrevivido al comunismo y ha podido presenciar la disolución del bloque soviético.

-¿No podría interpretarse este hecho como un signo de la conversión de Rusia? A este respecto, la religiosa hizo referencia a aquel hombre en Rusia que "sin saberlo fue un instrumento de Dios para la conversión".

-¿Gorbachov? -

"Sí. Pero, con la caída del Muro, y la disolución de la URSS, el comunismo ha pasado a la Historia. El problema ahora es el materialismo. Así lo ve sor Lucía. -Como terminó el comunismo, ahora sigue el materialismo. Antes las personas no podían comprar nada. El materialismo es muy malo... Las personas deberían desear más las cosas de Dios y no querer antes las cosas materiales."

Los dos cardenales, autores de la entrevista, le preguntaron a la religiosa si ella querría ofrecer alguna idea particular para concluir, algún mensaje para este mundo confuso de hoy. A lo que respondió sin dudar:

"Quien no está con el Papa no está con Dios; y quien quiera estar con Dios tiene que estar con el Papa". Y no se resistieron a preguntarle si continúa teniendo apariciones de Nuestra Señora. A lo que respondió: "Qué curiosos... No puedo decirlo".