viernes, 16 de mayo de 2014

ESA GENTE

Últimamente tengo alrededor alguna que otra persona "tóxica". Es esa gente que vive en un permanente estado de negatividad, gente con poco sentido del humor, que se levantan por las mañanas con una nube gris en la mirada y que sólo ven en blanco y negro. Da igual que consigan lloverle a alguien- que se desahoguen contando sus mil desgracias-, da igual que les venga la primavera entera encima, que les escuches, que les animes, que les hagas reír con todas tus ganas, da igual que tengan trabajo, un buen trabajo, donde son muy queridos, donde hacen mucho bien, da igual que tengan motivos para no estar así. ¿El problema?. El problema es que la solución son ellos mismos.
Pero nones, su modus vivendi es la desgracia Y CONTARLO. Desgracia sola no, hay que cargar el hombro de otro.
Ayer leí este artículo. Los define perfectamente. Y te aconseja huír como de la peste...
Pero ¡ qué difícil !. Porque la amistad, como yo la entiendo -como el amor- no debe suponer trabajo Maunque lo suponga, como decía en el post anterior. Y es que cuesta mucho mantenerla cuando tienes a un cenizo al lado ( paso de cenizo y ceniza, como dicen algunos ..., ¡cosa más absurda!).
Porque lo de que te vampirizan emocionalmente es real, muy real. Sólo quieren que los escuches, no aceptan soluciones, es que casi parece que difrutan protagonizando su tragedia.
Habría que ser psicólogo o psiquiatra para dar soluciones a esto. Yo, ni lo uno ni lo otro.
Pero sí pienso que tengo algo de responsabilidad con respecto a esta gente. Porque nadie que pase por mi lado pasa por casualidad. Creo que si les escucho, si encuentran algo de calor en mi mirada, si cuando están a punto de estallar consigo que recuperen la calma, si simplemente encuentran en mí la amistad que desde luego a mí no me dan, algo he conseguido...
Rezar es lo único útil ante esta gente, porque humanamente son un verdadero rollo.

martes, 6 de mayo de 2014

FRASES







"Baja, y subirás volando al cielo de tu consuelo, porque para subir al cielo, se sube siempre bajando."
"Amar es siempre una locura a no ser que se ame con locura."
"Toda una vida para construír una amistad y sólo un minuto para destruírla."
"¿Soberbia tú ?...¿de qué?."

"El amor no debe suponer trabajo aunque lo suponga".
"No sabía que eras tan importante hasta que dejé de poder decírtelo."
"Te quiero tanto que me duele no poderte querer".

lunes, 5 de mayo de 2014

MIL AÑOS Y UN DÍA







¡Casi dos años!, es tanto tiempo que mejor sería borrón y cuenta nueva.
Ando más o menos igual que desde la última vez que escribí un post. Bien, gracias a Dios si no entramos en detalles, detalles que pincelan lo que de otra forma sería un cuadro vital muy aburrido.
¿Qué ha pasado? ¿qué no ha pasado? y qué pasó por mí o dejó de pasar también por mí ( no por mi persona sino por actuación u omisión mía)?...Uf, demasiadas preguntas.
Mi entorno ha crecido, y ¡de qué forma!...
Mis hijos: Uno termina ya la carrera, el viernes es la graduación, ahora vendrán los Masters y luego cambieremos la marcha para encontrar dónde trabajar. El otro anda muy encaminado con su carrera, empieza a enamorarse de lo que, para mí, es la profesión más bonita del mundo.
En cuanto a la otra parte que ocupa mi corazón, cada día nos queremos más, cada día nos necesitamos más y cada día es mejor que el anterior, cada día es nuevo y nosotros empezamos a ser un poco menos nuevos...
Sin embargo hay algo que no evoluciona, se estancó hace tanto...y es ese tanto por ciento que nunca he podido sobrellevar con gallardía, es lo que vuelve a mi cabeza en cuanto encuentra ocasión, lo que me condiciona para ser del todo feliz, esa sensación de culpa por omisión, ése sentir desprecio y al mismo tiempo nostalgia de algo que nunca fue verdad. Un amor nunca correspondido, porque está viciado desde un principio. Los celos, la envidia, las comparaciones, la "suerte" que trajo-atrajo la vida y que ahora muestra su cara más amarga : la soledad, y construye una barrera, un muro insondable que miente cuando parece que sonríe... No hay nada que hacer. Sobrellevarlo y ya está.
También ha habido sus sustos. Mala praxis, diagnósticos errados, que me han hecho cagarme encima mentalmente, subiendo parámetros analíticos que suben también por el estrés al doble en dos días. Pero afortunadamente, con un buen hacer y 90 euretes salimos de dudas. (Anda que , cuando lea esto pasados unos años y la atrofia neuronal me invada, me voy a preguntar : ¡¿de qué diablos hablo?!).
En resumen: sin novedad. Y que voy a intentar acualizar más a menudo.Ah, y ¡a dieta!, eso no cambia ni adelgazando, jaja...
¡Hola de nuevo si me lees!.